Aprueban reforma de la ley orgánica de la Policía de Río Negro

lastra-a-web

La Legislatura de Río Negro sancionó hoy la reforma de la ley orgánica de la Policía de Río Negro. La iniciativa del Ejecutivo fue aprobada por mayoría, con la oposición del bloque del Frente para la Victoria.

La ley diferencia las funciones de la Policía entre la prevención y seguridad, por un lado, y las investigaciones judiciales por otro. Avanza en la protección irrestricta de los Derechos Humanos, en la especialización profesionalizada del personal policial en cada agrupamiento y especialidad, en la incorporación del personal civil, sin estado policial, al ejercicio de funciones administrativas dentro de la institución.

También incorpora una modificación parcial del funcionamiento del tribunal de Disciplina, la creación del defensor oficial letrado y el escalafonamiento del personal de tránsito y unidades especiales de la Provincia.

La legisladora Tania Lastra, miembro informante del oficialismo, destacó entre las modificaciones de mayor relevancia la creación de la policía de investigaciones judiciales, con dependencia administrativa y jerárquica del jefe de Policía, a través de la figura del director de investigaciones judiciales.

En general, definió a la reforma como “un gran paso y avance en el cambio de los paradigmas, no sólo en el importante rol de acompañar la experiencia venidera del sistema procesal penal acusatorio, sino también en miras de mejorar el servicio, partiendo desde el reconocimiento y otorgamiento de oportunidades de crecimiento interno, el desarrollo de sus carreras con amplitud y tranquilidad, direccionado por la profesionalización y especificidad de las funciones que involucra al recurso humano de la Policía, y de ahí en más avanzar en afianzar la calidad de la seguridad ciudadana desde el rol que esta institución ocupa”.

Entre otros cambios que incluye la ley, mencionó el que otorga la posibilidad a personal civil de ejercer la conducción de la Dirección General de Recursos Materiales y Financieros. También señaló que se busca implementar la profesionalización de la Fuerza, proceso que se inició con la puesta en funcionamiento de la Comisaria de la Mujer en General Roca, San Carlos de Bariloche, Viedma, la Unidad de Victimas Especiales (U.V.E), Oficinas Tutelares diseminadas en la provincia.

La iniciativa fue acompañada por el bloque radical y por el del frente progresista. Soraya Yauhar consideró “necesaria” la reforma y Daniela Agostino lo acompañó con reparos, consideró que el proyecto es “perfectible”.

El bloque del Frente para la Victoria se opuso a la reforma. Mario Sabbatella calificó al proyecto de “mediocre”. Consideró que se debería haber debatido con mayor profundidad y dudó que haya sido elaborado por expertos. Focalizó sus críticas en la integración del tribunal de disciplina que prevé la ley, cuestionó que lo compongan abogados que forman parte de la misma estructura policial, consideró que la ley debería prever el control de órganos externos. También criticó que se hable de profesionalización de la fuerza pero no se exija título especializado para ocupar cargos de conducción.

Marcelo Mango también lamentó la falta de debate del proyecto y cuestionó que la reforma se haya tratado en una sesión extraordinaria. Entre diversos cuestionamientos a distintos artículos de la iniciativa, se refirió a la falta de definiciones de ciertos conceptos que establece la ley, como el de “orden”, advirtió que podrían permitir el uso discrecional de la fuerza. También criticó la integración del tribunal de disciplina y se refirió a la falta de herramientas de control externo.

sesion-gral1