Dan rango de terapia complementaria a la “Payamedicina” en el sistema público de salud

payamedicos3

La Cámara sancionó hoy la ley que crea el registro provincial de payasos terapeutas y de las organizaciones no gubernamentales dedicadas a esta tarea.

Se entiende por “payaso de hospital” a la persona especialista en la técnica del payaso teatral adaptada al ámbito hospitalario, que cuente con la formación específica, los certificados oficiales correspondientes y cumpla con las normas de bioseguridad, ética y estética propios de la disciplina, manteniendo la idoneidad mediante actualización permanente.

Payamédicos Asociación Civil es una organización sin fines de lucro que trabaja desde el año 2002 bajo la coordinación y dirección del director artístico y académico José Pellucchi.

Los payamédicos trabajan en hospitales como complemento de la medicina, con un enfoque sicoterapéutico, y la payamedicina se nutre de los conceptos de ética, bioseguridad, ciencia y arte.

payamedicos2

Gustavo Andreani

El Parlamento también sancionó la ley que designa con el nombre “Doctor Gustavo Héctor Andreani” al centro de salud del barrio Mi Bandera, perteneciente al Hospital Área Programa Viedma “Artémides Zatti, en reconocimiento a su compromiso social, sanitario y político con la salud pública.

Andreani participó de la creación del espacio de la actual Red Social de los barrios Lavalle, Mi Bandera, 30 de Marzo, Loteo Silva, 22 de Abril y sector Nehuén, donde promueve la tarea diaria desde la interdisciplina e intersectorialidad en el abordaje de las problemáticas complejas de salud, el trabajo en comunidad en la búsqueda de soluciones compartidas, sobre situaciones que han afectado y afectan a los jóvenes.

En este último año el Centro de Salud Mi Bandera ha sido refaccionado y ampliado, en el marco de la política de la Obra Pública que privilegia el derecho al acceso a la atención de la salud de los vecinos, teniendo en cuenta sus necesidades y las del equipo de salud. Es el primer Centro de Salud de la Provincia que tiene un SUM (Salón de Usos Múltiples), que permitirá la combinación de la atención médica en los consultorios con actividades de promoción de la salud y prevención de las enfermedades comunitarias y de los distintos grupos, desde la concepción de que la salud es “una construcción social y colectiva”.