Manual de estilo

Introducción

En el ámbito parlamentario se juegan aspectos centrales de las sociedades democráticas, porque, entre sus funciones, se destaca la producción de leyes (Marafioti :3)1. La palabra es la herramienta con la que se dirime la ley en el debate parlamentario2. Este discurso oral, fugaz por naturaleza, es convertido en palabra escrita por los taquígrafos parlamentarios que cumplen la función de superar su carácter efímero. Así, lo escrito se transforma en archivo de lo que verdaderamente ocurrió en el recinto y como tal es brindado a la ciudadanía mediante las versiones taquigráficas y el diario de sesiones. El Poder Legislativo promueve el cumplimiento de una de las bases del sistema democrático: el derecho a la información.

Una vez fijado por la escritura, el debate parlamentario permanece estable e inalterable. Por ello, Reynoso (2004: 55) caracteriza el diario de sesiones del siguiente modo :

 

… el diario de sesiones del que lo único que se espera es que cumpla acabadamente la función de archivo, en su sentido primario de literalidad, de espejo de lo oral. Tan bien la cumple que, transcurrido el tiempo cuando, por ejemplo, desde otra institución, los jueces munidos de la letra de la ley, necesitan recuperar el espíritu que la animó, recurren a la lectura de dicho diario de sesiones”.

Archivar la palabra dicha en cada sesión es la función primordial del taquígrafo en la Legislatura de Río Negro. Ese material taquigráfico constituirá la base con la que el Departamento Corrección confeccionará luego el diario de sesiones. Esta división de la tarea en el ámbito de la Legislatura de Río Negro, entre el taquígrafo y el corrector, implica consecuencias en la definición de los aspectos que comprende un manual de estilo.

Objeto del manual de estilo

El debate legislativo, tanto el oral como el reflejado en el diario de sesiones, es una conversación organizada según esquemas de participación pautadas por el Reglamento interno de la Legislatura. Así, por ejemplo, se establece que el presidente de la Legislatura opere como moderador en el recinto en un marco donde la situación comunicativa tiene también preestablecido la extensión del debate, la duración de las intervenciones, el número y el orden de los participantes y los tópicos o temas que se tratarán. Otro rasgo del debate parlamentario es su estructura discursiva que se caracteriza por el predominio de la argumentación además de las tramas dialogal, narrativa y descriptiva.

En consecuencia, el lenguaje parlamentario puede describirse como un lenguaje ritualizado en un registro formal. Constituye un discurso institucional generado a partir del ejercicio del rol profesional del cuerpo legislativo lo que deja huellas en su configuración. No obstante, en él se distinguen indicios de la diversidad y la variación propias del habla de cada legislador3.

Estas características del lenguaje y del debate parlamentarios constituyen el material para la elaboración de un manual de estilo que es una matriz cuya función es brindar un marco de uniformidad estética y de redacción a las producciones textuales, para luego fijar los acuerdos y pautas sobre los modos de representar la palabra en el ámbito institucional.

Confeccionarlo, entonces, implica reflexionar tanto acerca de cuestiones específicamente lingüísticas y comunicativas, de la fuerza de la palabra y del rol y la tarea del taquígrafo en la Legislatura de Río Negro.

Alcance del manual de estilo

En general, en las instituciones los manuales de estilo presentan normas ortográficas, gramaticales y también establecen reglas y convenciones sobre la utilización de algunas palabras de significación dudosa, como extranjerismos. En el caso particular del manual de estilo para taquígrafos su meta es normalizar y estandarizar la presentación y la traducción de la lengua oral, además de guiar al profesional en la toma de decisiones respecto de los problemas comunicativos y lingüísticos más comunes.

Se utilizarán algunas de las sugerencias de la Real Academia Española como marco para abordar los problemas y las dudas más frecuentes en la tarea del taquígrafo. Es importante aclarar que este manual no pretende repetir las reglas ortográficas y las recomendaciones para un correcto uso gramatical, dado que para ello hay diccionarios y gramáticas de consulta. Cuando estos aspectos sean tratados por el manual, el motivo obedecerá a que se considera útil incorporarlo por la recurrencia del tema o porque es necesario explicar la norma lingüística adoptada desde un punto de vista gramatical.

En cuanto a lo estético, el manual de estilo indica los elementos gráficos, tipo de fuente, uso de negrita, y otros modos de presentación del material para su publicación.

Los acuerdos plasmados en el manual de estilo buscan conseguir la uniformidad del producto, lo que no significa que todos tengan que hablar exactamente igual. La distinción entre el estilo del orador y el estilo que le da el cuerpo de profesionales – en nuestro caso, taquígrafos y correctores- de la institución es el supuesto básico en la transcripción, en la que se tratará de corregir sólo aquello que sea agramatical e incorrecto procurando no afectar el sentido cambiando palabras o alterando el orden sintáctico del discurso. Por ello, cuando el legislador utilice palabras incorrectas como improperios, estos serán transcriptos dando cumplimiento a la esencia de versión taquigráfica: ser copia fiel de lo dicho en el recinto.

Metodología para la confección del manual de estilo

La confección de un manual de estilo no es una tarea sencilla máxime cuando la unidad

institucional donde va a implementarse tiene pautas no explicitadas en algún manual de funcionamiento pero que operan en el trabajo diario.

En primer lugar se procedió examinar la normativa vigente en la institución que comprende tanto el Reglamento Interno como resoluciones y otros documentos producidos informalmente por el propio cuerpo de taquígrafos.

Luego se continuó con la recolección, discusión y análisis de las pautas vigentes y las propuestas con el fin de lograr consenso y acordar criterios. Esta metodología de trabajo de algún modo garantiza la aplicación de las normas que el manual contendrá ya que evita la arbitrariedad, propende al éxito y genera el compromiso de los propios actores que las aplicarán. Cambiar y / o agregar una pauta sólo en las situaciones donde fuera necesaria fue una de las ideas rectoras del método.

Posteriormente, los resultados fueron clasificados y ordenados según su tipo y puestos a consideración del Departamento Taquígrafos para su aprobación o corrección .

Por otro lado, las producciones taquigráficas publicadas fueron analizadas con el propósito de buscar ejemplos que sostuvieran lo pautado por el manual. Esta tarea también sirvió para detectar necesidades a ser abordadas.

Asimismo, la consulta de bibliografía general y especializada y de las disertaciones de especialistas congregados en la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Taquígrafos nos mostraron que algunos de los problemas que surgieron durante la confección de este manual son de interés de otras instituciones, y que el debate y el discurso parlamentario, en los últimos años, se han constituido en un objeto de análisis en nuestro país4. Así investigadores de áreas de conocimiento como la semiótica, las ciencias políticas, la lingüística, el análisis del discurso, entre otras, se han dedicado a describir y analizar estos temas, contextualizando, en muchos casos, sus estudios en el caso argentino5.

Fueron instrumentos útiles las publicaciones de la Real Academia Española como el diccionario general, la gramática y en particular el Diccionario panhispánico de dudas.

No obstante, la confección del manual de estilo no termina aquí; al contrario, recién comienza.

Este manual ofrece, sin duda, numerosos defectos y de ninguna modo es definitivo, por lo que este es el primer paso de otros que se darán ya que requerirá un monitoreo y actualización constantes para que sea una herramienta útil en la tarea. Siempre es más fácil efectuar otra versión de algo que ya existe por muy corregida que esté, que partir de cero.

Procedimiento y registro del debate en la Legislatura de Río Negro

El Reglamento Interno de la Legislatura de Río Negro regula las pautas del uso de la palabra durante la sesión y la discusión. En el orden del día, que surge de la Comisión de Labor Parlamentaria, se presentan los temas que serán abordados por los legisladores en el recinto durante el debate.

Sólo las interacciones entre los parlamentarios fijadas por el reglamento y por el orden del día son las que registra el cuerpo de taquígrafos y luego, traduce a la escritura corriente. Queda fuera de registro taquigráfico toda discusión que no esté enmarcada por el debate parlamentario (conversaciones realizadas fuera del límite reglamentario en busca de consenso, conversaciones de carácter social, réplicas e intervenciones del y al público, etc.).

En el caso particular de la Legislatura de Río Negro el registro de la palabra durante la sesión es una potestad del Departamento Taquígrafos, que genera el material básico para la posterior confección del diario de sesiones a cargo del Departamento Corrección. Esta división del trabajo confiere facultades y obligaciones de cada uno de la áreas administrativas mencionadas.

El texto decodificado del registro taquigráfico es el material para la confección del diario de sesiones el cual debe ser aprobado por reglamento al comienzo de cada sesión. Por lo tanto, la normativa establece una instancia para la observación y la corrección del documento por parte de los legisladores y las autoridades de la Cámara. A partir de aquí este documento adquiere el valor de ser considerado copia fiel de las intervenciones producidas en el seno de la Cámara.

Edición y publicidad del debate en la Legislatura de Río Negro

La Legislatura en su reglamento norma las características, la naturaleza y las fuentes del diario de sesiones de cuya producción y posterior edición se ocupa el Departamento Corrección.

No existen disposiciones en el Reglamento Interno acerca del soporte en el que se debe dar a publicidad el diario de sesiones una vez editado. A partir de la informatización de la Legislatura y de la creación de una página web institucional, el diario de sesiones y las versiones taquigráficas son puestas a disposición de la ciudadanía de manera virtual.

El progreso tecnológico ha posibilitado el almacenamiento y también la difusión de los documentos. Mayor capacidad de almacenaje, facilidad de manipulación, recuperación y actualización de la información, prescindencia de agrupamientos físicos como dossiers o expedientes y ahorro de espacio 6 son algunas de las ventajas del soporte informático, no obstante, surgen inconvenientes como la necesidad de hacer la consulta mediante un aparato específico, la escasa difusión en la ciudadanía de los procedimientos de consulta de la página web institucional, la fragilidad del soporte, la velocidad de los cambios que hacen obsoleta rápidamente la tecnología. Por eso algunos especialistas en archivística y gestión documental ya advierten: “La rápida evolución de las máquinas y los programas en el marco de una sociedad que tiende a sustituir el papel por el soporte digital hace pensar que se puede dar la triste paradoja de que el peligro de pérdida de información es más real ahora que hace cuarenta o cincuenta años.” (Alberch Fugueras 2003: 188).

Pero la consecuencia más importante de dar preeminencia al soporte electrónico sobre el papel afecta tanto la versión taquigráfica como el diario de sesiones porque se lesiona su valor jurídico –administrativo. La posibilidad de alterar el contenido documental es más alta en el soporte virtual que en el papel lo que afecta su valor probatorio y dificulta su utilización en el futuro como documento o testimonio histórico7.

Dada la importancia del debate parlamentario respecto del espíritu de la ley es conveniente conservarlo en papel y garantizar así su perdurabilidad; en particular las versiones taquigráficas cuya aprobación se hace en cada sesión legislativa les confiere un importante valor jurídico administrativo.

Otro rasgo propio de la Legislatura rionegrina es el hecho de que la versión taquigráfica es exactamente igual al debate parlamentario, al contrario el diario de sesiones no es aprobada por la Cámara tal como lo norma el Reglamento Interno y es una edición corregida y aumentada del debate parlamentario ya que se le agregan otros documentos.

Naturaleza y alcances de las modificaciones que el taquígrafo introduce en el texto original enunciado por el orador

Los cambios que el taquígrafo puede introducir están condicionados por la naturaleza del código taquigráfico que es sólo un método de escritura rápida. Su función, entonces, consiste en la codificación y decodificación de los discursos orales. Esta tarea no debería suponer problemas de traducción, no obstante, en el trasvasamiento de código y la confección del armazón textual para el diario de sesiones pueden surgir problemas de interpretación y gramaticales.

Los inconvenientes y condicionamientos en general provienen – como ya señalamos- del paso de la oralidad a la escritura en el que es necesario reconocer y luego adecuar el enunciado –propio de lo oral- a la oración, mínima unidad sintáctica, propia de la escritura, para después construir unidades mayores como párrafos y estructuras-tipo del texto. En este punto es de gran importancia el conocimiento sintáctico y de tipos textuales que posea el taquígrafo, más que el gramatical y ortográfico, porque una puntuación errónea puede producir cambios en la interpretación de los enunciados transcriptos.

En consecuencia, la intervención en la puntuación es un derecho irrenunciable del taquígrafo, pero ejercerlo conlleva desafíos y problemas: puntuar adecuadamente las unidades semántico informativas de tal modo de no cambiar el sentido dado por el orador, presencia de oraciones agramaticales o inconclusas en el discurso oral, no coincidencia entre la estructura sintáctica de la oralidad y la de la norma escrita.

No obstante, existen otras condiciones que vienen dadas por la finalidad de la versión taquigráfica. Como la versión taquigráfica es copia fiel de lo actuado durante el debate parlamentario, se deben respetar aquellas particularidades del discurso de cada legislador. Es importante no cambiar sus palabras. Mantener con fidelidad el vocabulario es respetar lo que antes se denominaba el “estilo del orador”. Modificar el vocabulario de un discurso equivale a suponer que su sentido proviene únicamente del contenido referencial. El uso del vocabulario, la selección de una palabra y no, otra implica conocimientos compartidos, creencias, intenciones, inferencias, etc porque las palabras no son imparciales y por tanto, develan a su usuario.

En consecuencia, la representación escrita del debate parlamentario tanto en la versión taquigráfica como en el diario de sesiones puede caracterizarse como una manifestación discursiva polifónica que expone no sólo los distintos puntos de vista – voces – sobre un conjunto de temas prefijados por el orden del día sino también las particularidades – posibles de inferir a partir del discurso – de cada uno de los hablantes.

En síntesis, el discurso de cada legislador queda entonces enmarcado en el texto general, altamente ritualizado, porque su forma es pautada por el Reglamento Interno. Al contrario, el discurso de los legisladores registrado por los taquígrafos conserva una gran riqueza de variaciones sociales que deben ser conservadas con fidelidad por la versión taquigráfica ya que constituyen la imagen discursiva de cada uno de ellos , en un sentido último, de toda la Cámara.

El beneficio de no cambiar las marcas sociolingüísticas -variaciones interculturales, intraculturales, situacionales y aún interpersonales- es la posibilidad de visualizar la conexión entre el discurso enunciado y la realidad social, importante para una interpretación más rica del texto así como para mantener el juego entre los distintos textos enunciados por los legisladores (intertextualidad)8.

El criterio anterior también tiene valor para las repeticiones. No siempre la repetición de una palabra corresponde a un deficiente conocimiento del lenguaje, y aún en este caso muchas veces su repetición responde a propósitos estilísticos o a la búsqueda de un determinado efecto en el auditorio 9.

También es importante respetar el orden de la construcción sintáctica. La sintaxis de la oralidad se caracteriza por poseer oraciones truncas, trastrocamiento del orden Sujeto Verbo Objeto, más común de en la lengua escrita por presión normativa. A veces la alteración del orden sintáctico responde a la progresión temática y a la intención del hablante de resaltar el estatus de una información o adecuar la organización informativa a su oyente10.

Criterios lingüísticos para la decodificación de la transcripción taquigráfica

El significado no se relaciona únicamente con la superficie de lo explicitado mediante el sentido y la referencia de los enunciados sino que también tiene que ver con el espacio de las presuposiciones nacidas en las circunstancias de la enunciación.

El diccionario, la normativa referida al lenguaje y a su uso deben estar puestos al servicio de la comunicación. Son apoyos útiles y necesarios, pero es necesario respetar un principio: no poner la comunicación al servicio de la normativa. La aplicación de este principio es útil sobre todo en América Latina, ya que muchas veces los diccionarios siguen la norma española sin tener en cuenta la norma del español rioplatense. Así, cuando buscamos una palabra sólo ofrecen las del español peninsular no ofrecen las palabras que empleamos localmente sino vocablos de uso casi exclusivo de España. Este aspecto se relaciona íntimamente con lo que ya se ha referido respecto de mantener con fidelidad el estilo del orador.

El abordaje de la lengua comprende dos aspectos: el gramatical, en el que se encuadra la gramática normativa, y el social, que entiende el funcionamiento social de la lengua.

La lingüística normativa se ocupa de la lengua como sistema, al describir sus unidades y reglas aceptadas por los hablantes, no obstante cuando se usa la lengua, ésta presenta variaciones, que pueden ser descriptas como desviaciones de la norma. Sin embargo, el valor de estas variaciones lingüísticas surge al poner en evidencia las marcas sociales que lleva cada hablante en su lengua: el origen geográfico, social y hasta su edad, entre otras.

Cuando el legislador utilice un registro informal, alejado de la lengua estándar 11, excepcionalmente es conveniente realizar las correcciones pertinentes con la anuencia del legislador y el soporte documental que justifique la corrección.

Plantilla para la edición de la versión taquigráfica en la web

La producción discursiva de cada legislador es presentada enmarcada por el texto general pautado para el debate parlamentario para el que el Departamento Taquígrafos ha construido una plantilla que contempla tanto la estructura del debate parlamentario como aspectos gráficos de su presentación escrita (sangría, espacios, uso de cursiva, etc.)

¿Por qué no se corrige ni cambia la palabra del legislador?

El registro taquigráfico es copia fiel del discurso parlamentario, por ello su traducción también mantendrá la fidelidad al discurso enunciado durante la sesión legislativa. No obstante es necesario hacer otras observaciones que fundamenten por qué no realizar cambios.

Cuando construimos un texto – oral o escrito- usamos todos los recursos que la lengua nos ofrece. Pero es necesario destacar que, todos esos recursos lingüísticos son atravesados por la ideología del sujeto enunciador que produce el texto. Por esta razón, lo que se transmite en un acto de comunicación no es sólo información, sino además, la manera en que los sujetos que se comunican consideran esa información, cómo construyen el mundo, cómo se construyen a sí mismos como sujetos y cómo construyen a sus interlocutores.

En este sentido, la ideología del enunciador desempeña un rol fundamental. Y es esta ideología la que lleva a que cada persona realice una u otra elección de palabras. Cada elección representa una huella que el sujeto deja de sí en el enunciado. Esta huella es portadora de sentidos, es una marca que significa y que puede ser interpretada por los receptores. Por lo tanto, cualquier cambio atenta contra la esencia discursiva porque no es una elección propia del sujeto enunciador sino de una persona ajena.

.

 

-Latiguillos, muletillas y lugares comunes son recursos verbales del discurso oral y se caracterizan por la repetición.

 

Los latiguillos son expresiones efectistas sin originalidad que se repiten constantemente. Suelen ponerse de moda Ejemplos obvio, obviamente, bueno, o sea, ¿no?, es decir, ¿se entiende?, para nada, nada, como muy.

 

Las muletillas son apoyaturas verbales que sirven para avanzar en la expresión oral, para salvar dificultades impuesta por la sintaxis de la lengua, mantener el interés del interlocutor, controlar el turno de la palabra o para recuperarse de bloqueos mentales, controlar el estatus sociocultural con el se pretende manifestarse ante los demás, buscar pequeños acuerdos con el interlocutor, subrayar o matizar un significado especial, expresar de forma subliminal e incontrolada intenciones ocultas del hablante, entre otros. En síntesis, La muletillas sirven para ejercer una función de control de la propia imagen y por otro lado, manifiestan de forma incontrolada las actitudes personales que subyacen en el interior de los mensajes verbales. Ejemplos: valga la redundancia, si se me permite la expresión, digamos, por así decir, como aquel que dice, de alguna manera, en última instancia.

 

Los lugares comunes o tópicos son expresiones vulgares o triviales que no agregan un significado especial. Al contrario, son tan comunes y amplias en su significado que carecen de información y demuestran la carencia de ideas del hablante. Ejemplos variopinto, se perfila como, básico, etc.

 

En síntesis, en el caso de una versión taquigráfica dada su característica esencial de ser texto fiel de lo que se ha dicho en el recinto es necesario y muy importante cambiar sólo lo indispensable: como palabras mal pronunciadas. Muletillas, latiguillos, lugares comunes se mantendrán en la versión taquigráfica

 

Uso de mayúsculas

 

Criterios básicos

Si bien las disposiciones normativas para el uso de las mayúsculas parecen claras, son numerosos los ejemplos diarios que muestran una disparidad de utilización fundada, sobre todo, en la subjetividad imperante para determinar qué va con mayúscula y qué no (Balsas 2009).

Los manuales y la Real Academia española señalan criterios básicos a tener en cuenta cuando se usa la mayúscula :

1-Se escribirán con mayúsculas los apellidos y nombres propios, los países, entes u órganos individuales

2-Las mayúsculas llevan acento.

3- En las letras dobles o dígrafos, sólo se escribe con mayúscula la primera de las dos letras sencillas que las componen. Se escribe Chaco y no, CHaco.

La recomendación más importante para evitar su proliferación es:

 

4- No utilizar mayúsculas para destacar palabras o partes del texto. Existen otros recursos tipográficos para ello.

 

Uso de mayúsculas

El uso de las mayúsculas en los textos de la Administración Pública

El discurso de la Administración Pública se caracteriza por un alto índice de presencia de mayúsculas, sobre todo en las designaciones de los órganos, funcionarios y productos del Estado. Además, esto se combina con el uso de mayúscula sostenida, es decir, la utilización de mayúsculas en todas las letras de la palabra o frase, y también en siglas, nombres, títulos, entre otros.

En consecuencia, una pauta para colocar o no mayúscula es la jerarquía en la organización de la Administración pública, ámbito en el que se producen los textos.

 

 

 

 

5- Jerarquía: En aquellas palabras que refieran al Estado y sus órganos administrativos, la mayúscula se utilizará en las palabras referidas a los organismos de mayor jerarquía.

Se consideran de mayor jerarquía Estado, Nación, Provincia y Municipio, además los adjetivos derivados de las dos últimas que se utilizan en palabras compuestas

Los organismos correspondientes a la estructura administrativa de los ámbitos mencionados llevaran mayúsculas cuando se exprese su nombre o denominación completa. Ejemplo: Dirección General de Recursos Humanos (Dirección de Recursos Humanos). En el caso de que se utilice sólo la palabra dirección para referirse al órgano administrativo, esta se escribirá siempre con minúscula.

En el caso de funcionarios y agentes también se aplica el criterio de jerarquía. Cuando se haga referencia a los cargos superiores, estos se escribirán con mayúscula: Presidente de la Nación, Gobernador de la Provincia, Intendente municipal- En los casos que el cargo sea utilizado como tratamiento acompañado del nombre de quien lo ejerce, se escribirá con minúscula, no así Nación, Provincia o Municipio.

Es importante respetar el orden jerárquico para mantener la coherencia cuando se aplica este criterio.

6- Palabras de enlace: Las palabras de enlace como nexos, preposiciones, pronombres, etc. que forman parte de un nombre se escriben siempre con minúscula.

 

A continuación, se presenta el listado de palabras que llevan mayúscula,

 

- Estado- Nación- Estado Nacional – República Argentina– Estado Provincial.

Estado se escribirá con mayúscula cuando en el texto quede claro que está utilizado en sentido jurídico constitucional; es decir al Estado Nacional., entendido como conjunto de órganos de gobierno de un país soberano.

Entonces, serán válidos los casos en los que la palabra estado forma parte de nombres o componga sintagmas en los que queda claro su sentido jurídico, por ejemplo, Estado Provincial, Estado Nacional, golpe de Estado, razón de Estado, Estado libre asociado, personal del Estado, secreto de Estado, jefe de Estado, Estado paternalista, Estado revolucionario.

Si la palabra estado nombra un territorio, dentro de un país, conserva la minúscula cuando se encuentra sola; cuando va acompañada por el nombre del estado se coloca con mayúscula. Ejemplo Estado de Texas.

En otros casos la palabra estado aparece formando un nombre, como en Estado Mayor del Ejército, dado que es un nombre propio se colocará con mayúscula.

- Los símbolos nacionales. Escudo Nacional, Bandera Nacional, Himno Nacional Argentino. En consecuencia, también llevarán mayúscula los símbolos provinciales: Escudo Provincial, Himno Provincial, Bandera Provincial.

-Provincia de Río Negro – Departamento Adolfo Alsina – Partido de Patagones:- Provincia, Departamento, Partido conservan mayúscula cuando tienen la misma referencia que los sustantivos propios anteriores, por ejemplo, La Provincia otorgará becas a los alumnos destacados. En cambio, se escribirá con minúscula: Las provincias afectadas por el temporal recibirán una ayuda de la Nación.

- Constitución- Constitución Nacional:-Constitución Provincial – Carta Orgánica Municipal.

Carta Magna, Carta, cuando son sinónimos de los sustantivos anteriores.

No es necesaria la mayúscula en: carta orgánica de un partido político, ente u organismo cualquiera.

Ejemplos: Los afiliados propusieron en la reunión el cambio de los artículos de la carta orgánica.

-Poderes del Estado – Poder Ejecutivo – Poder Legislativo – Poder Judicial – Siempre con mayúscula, aún cuando se elida el primer término del sintagma. Ejemplo: Las autoridades del Ejecutivo.

Cámara de Diputados, Senado Nacional, Corte Suprema – Juntas Electorales Municipales

- Organismos de la Justicia: Superior Tribunal de Justicia – Corte Suprema –Consejo de la Magistratura Tribunal Electoral ProvincialMinistrio Público- Inspectoría de JusticiaCámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y de MineríaJuzgado de Paz

-Organismos de control: Defensoría del Pueblo, Fiscalía de Investigaciones Administrativas.

-Legislatura de Río Negro – Legislatura Provincial

- Cámara, Casa y Cuerpo - recinto

El artículo 122 de la Constitución de la Provincia de Río Negro establece claramente el significado de Legislatura: El Poder Legislativo es ejercido por una Cámara denominada “Legislatura” con asiento en la ciudad Capital de la Provincia. Por lo tanto, Legislatura y Cámara son sinónimos por tener la misma referencia. El uso ha agregado otras palabras con el mismo significado: Cámara y Cuerpo.

No lleva mayúscula recinto indica el lugar físico en el que la Legislatura se reúne.

-Nombres de las comisiones- permanentes o investigadoras- de la Legislatura: Comisión de Labor Parlamentaria, Comisión Especial del Mercosur, Comisión Especial de Fondo para Obras de Gas, Comisión Especial de Pesca y Desarrollo de la Zona Atlántica, Comisión de Cultura, Educación y Comunicación Social.

Los nombres de los bloques legislativos: Bloque Concertación, Bloque Histórico PPR-Bloque Justicialista

- Los nombres de las dependencias administrativas de los tres Poderes del Estado: Ministerio de Educación, Superior Tribunal de Justicia, Consejo de la Magistratura, Ministerio Público, Bloque Concertación, Secretaría de Seguridad, Legislatura de Río Negro. Cuando son retomados en el texto por la palabra genérica se usa minúscula: ministerio, bloque, secretaría, tribunal, legislatura. Por lo común, este uso genérico se da con sustantivos en plural

Ejemplos:

-Este informe pretende dar cuenta de las características que presentan los poderes legislativos latinoamericanos en varios aspectos: composición. Estructura interna y posicionamiento ante los poderes ejecutivo y judicial.

- La clara oposición del bloque conservador dificulta la aprobación de la ley.

- Las legislaturas provinciales presentaron la red de información parlamentaria argentina.

-Administración Pública Con mayúscula cuando designa un sector dentro del aparato estatal. En tales casos funciona como sustantivo propio; en los restantes casos la palabra administración se utilizará siempre con minúscula.

Las dependencias de la Administración Pública Nacional, Provincial y Municipal: Ministerio del Interior – Ministerio de Gobierno – Secretaría de Control de Gestión de Empresas Públicas –Ministerio de Educación Juzgado Penal Nº 2 – Dirección General de Rentas - Consejo de la Mujer – Dirección de Tránsito

- Administración: Por influencia del inglés se ha extendido el uso de llamar Administración a un período de gobierno y así se habla de Administración Clinton. O la variante Gestión Clinton. Se recomienda suplantarlas por gobierno; no obstante, si se utiliza, debe ir en minúscula y el agregado de la preposición de para castellanizarlas.

Ejemplo.

  • El gobierno de Alvarez se caracterizó por el respeto de los derechos de los trabajadores.

  • La aministración de Alvarez se caracterizó por el respeto de los derechos de los trabajadores.

Empresas, organismos y entes del Estado: Las denominaciones de las empresas del Estado generalmente son acrónimos, por lo tanto, su escritura sigue la pauta de uso de mayúscula al inicio de cada palabra que lo componen. En minúscula se escriben las partículas de enlace (es decir, preposiciones, artículos, etc). (Ver anexos: Siglas y Acrónimos)

Emforsa: Empresa Forestal Rionegrina SA

Edhipsa: Empresa de Desarrollo Hidrocarburífero Provincial SA

Altec: Alta tecnología Sociedad del Estado

Arsa: Aguas Rionegrinas SA

Arse: Aguas Rionegrinas SE

Epre: Ente Provincial Regulador de la electricidad

Invap SE: Investigación Aplicada SE

Viarse: Vial Rionegrina SE

Codema: Consejo de Ecología y Medio Ambiente

Idevi: Instituto de Desarrollo del Valle Inferior

Ipross :Instituto Provincial del Seguro de Salud

Prozome: Productora Zonal de Medicamentos

Las denominaciones de los siguientes organismos no constituyen siglas ni acrónimos:

Agencia CREAR – Lotería de Río Negro – Tren Patagónico SA: Tren Patagónico SA-

Horizonte: HORIZONTE Compañía Argentina de Seguros Generales SA -Viviendas Rionegrinas SE- Río Negro fiduciaria SA

Municipalidad: se escribe con mayúscula cuando designa a la corporación de intendentes y concejales e identifica la comuna de la cual administra sus intereses: Ejemplo: Municipalidad de Viedma. En el resto de las palabras que la refieran se usará minúscula: municipalidad , comuna, municipio.

Concejo Deliberante: Siempre con mayúscula, aún cuando se elida el primer término del sintagma: Ejemplo: Concejo Deliberante de Viedma, el Deliberante.

Fuerzas de Seguridad: Policía Federal, Policía de la Provincia de Río Negro, Ejército Nacional, Gendarmería Nacional

Los nombres de los impuestos, tasas, cánones y aforos::Sólo se escriben con mayúscula los nombres de los impuestos.

Impuesto sobre los Ingresos Brutos y su otra forma de denominación Ingresos Brutos, siempre cuando se refiera al impuesto. –Para referirse al

Impuesto al Valor Agregado además de la denominación completa, existe la sigla, IVA que se escribe con mayúsculas.

Otros impuestos: Impuesto Inmobiliario

El mismo criterio se utiliza para las tasas municipales, cánones, aforos, etc.

- Programas del Estado: Programa Comer en Familia-Programa Zonal de Medicamentos –Programa Prolana Asistencia para el Mejoramiento de la Calidad de la Lana – Programa Emergencia Agropecuaria. Las palabras de enlace se escriben con minúscula.

- Los nombres de las leyes, decretos y textos legales en general:: Ley de PresupuestoLey Federal de Educación – Ley Falcó – Ley de Mecenazgo – Ley Federal de Responsabilidad Fiscal

-Los nombres de los códigos y reglamentaciones de orden jurídico: Código Civil, Código Penal no así código, tanto en singular como en plural.

También vale esta sugerencia para la escritura de Reglamento Interno de la Legislatura de Río Negro o su forma abreviada Reglamento Interno.

-Los convenios de la Provincia de Río Negro con la Nación, otras provincias y organismos internacionales: Convenio de Cooperación Técnica

-Los nombres de los pactos y convenciones internacionales: Pacto de San José de Costa Rica, Convención sobre los Derechos del Niño

- Los nombres de los premios: Ejemplo, Octavo Premio de Literatura Latinoamericana Juan Rulfo.

- Los nombres de los partidos y agrupaciones políticas. Unión Cívica Radical, Partido Justicialista. No, así radicalismo justicialismo, peronismo, menemismo, kirchnerismo).

- Los nombres de las religiones: catolicismo, budismo, islamismo, judaísmo. No así Iglesia Católica, Congregación Israelita de la República Argentina, Iglesia Menonita Argentina.

- Los nombres de tribus o pueblos y de lenguas, así como sus gentilicios: el pueblo mapuche, los mapuches, el mapuche. En el caso de que la denominación del pueblo estuviere en su lengua original, utilizar cursiva (como en los préstamos).

- Las rutas y caminos nacionales y provinciales: Ruta Nacional Nº 3, Ruta Panamericana, Ruta Provincial N º1, Camino de la Costa.

- Los nombres de los cuatro puntos cardinales (Norte, Sur, Este, Oeste) y de los puntos del horizonte (Noroeste, Sudeste, etc.), cuando nos referimos a ellos en su significado primario, como tales puntos, o cuando forman parte de un nombre propio: La brújula señala el Norte; La nave puso rumbo al Noroeste; Corea del Norte; la Cruz del Sur. También se escriben con mayúsculas los casos de Polo Norte y Polo Sur. Sin embargo, cuando los nombres de los puntos cardinales o de los puntos del horizonte están usados en sentidos derivados y se refieren a la orientación o la dirección correspondientes, se escribirán en minúscula: el sur de Europa, el noroeste de la ciudad, el viento norte. También se escribirán en minúscula estos puntos cuando estén usados en aposición: latitud norte, hemisferio sur, rumbo nornoroeste. En el caso de las líneas imaginarias, tanto de la esfera terrestre como celeste, se recomienda el uso de la minúscula: ecuador, eclíptica, trópico de cáncer.

También se escribe con mayúscula el término que en el uso corriente nombra de forma abreviada una determinada institución, edificio, zona, etc.: el Valle, por Alto Valle; la Residencia por la Residencia de los Gobernadores;

- Los nombres de los lugares

En los nombres de territorios, regiones, jurisdicciones o zonas creados por normativa legal o administrativa se respetará su pauta de escritura originaria: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal, Departamento Adolfo Alsina, Capital Histórica de la Patagonia; Región Patagónica – Patagonia – Alto Valle – Valle Medio – Capital de la República , Balneario El Cóndor, La Boca, Playa Bonita; Zona Atlántica, I Zona Sanitaria Este (General Roca), Delegación Regional Zona Atlántica, Unidad Regional I Viedma (Policía de Río Negro); Circuito Electoral Alto Valle Este; etc.

Se utilizará el mismo criterio para las denominaciones de uso corriente como– Jardín de la República-

Capital – Interior. Capital se escribe con mayúscula cuando designa la ciudad capital de un país y se asocia al resto del territorio: “Capital e Interior forman dos bloques”. Ambos términos se toman como sustantivos propios.

Orden del Día de la Sesión: se escribe con mayúsculas

- Uso de mayúsculas en las citas textuales

En la cita del extracto de la carátula del expediente del proyecto de ley se escriben con mayúscula sostenida los apellidos de los legisladores, autores de los proyectos presentados en la Cámara. (Ver apartado referido a las citas textuales).

Ejemplo:

Corresponde tratar el expediente número 344/09, proyecto de declaración: De interés social, educativo, económico y productivo la puesta en marcha del “Convenio de Cooperación Técnica en la mitigación de adversidades climáticas y la lucha contra la desertificación en la Provincia de Río Negro. Autores: Gabriela Analía BUYAYISQUI; Rubén Rodolfo LAURIENTE

 

 

Escritura de los números en general

La elección de cifras o palabras en la escritura de números depende de varios factores: el tipo de texto, la complejidad del número y el contexto de uso.

En los temas científicos y técnicos es más común, por su concisión y claridad, el empleo de cifras, y resulta obligado cuando se trata de matemáticas, cómputos estadísticos, inventarios, tablas, gráficos o cualquier otro contexto en el que el manejo de números es constante y constituye parte fundamental de lo escrito. Por el contrario, en otros textos resulta preferible, salvo que se trate de números muy complejos, el empleo de palabras en lugar de cifras.

Las pautas para el uso de los números son:

  • Las fechas se escriben en cifras arábigas, salvo los meses que se escriben con letras y minúsculas. Excepción: Solamente en el texto de apertura de la sesión y que inicia la transcripción taquigráfica la fecha no se escribe con números arábigos. Ejemplo: -En la ciudad de Viedma, capital de la provincia de Río Negro, a los dieciséis días del mes de diciembre del año 2010, siendo las 9 y 25 horas, dice el12

  • El año siempre va indicado en cifras. Cuando hay una elipsis se escribe: ’57 o en el año ’57.

  • La hora. Ej. 17 horas. 17y 05 horas.

  • Las cifras indicadas con exactitud cuando se traten, por ejemplo, temas presupuestarios. En los casos en que la cifra no sea exacta – número redondo- se aceptará que se combinen cifras y letras. Ejemplo: 10 millones de pesos.

  • Los números de las leyes, resoluciones, expedientes y toda documentación numerada se escriben sin punto. Ley 2768

  • Los números de las rutas y caminos

No se escribe punto tras las unidades de millar en la expresión numérica de los años, ni en la numeración de páginas, códigos postales y numeración de direcciones postales, ni en los números de artículos, decretos o leyes. Ejemplos: año 1987; página 1159; avenida de Mayo 1370; 8504 Patagones; Decreto Ley 1099/1987.

* Los números romanos siempre se escriben con mayúscula.

 

- Es importante destacar que la palabra número no se abrevia

Otras recomendaciones

No es recomendable mezclar en un mismo enunciado números escritos con cifras ni números escritos con letras, así pues, si algún número perteneciente a las clases antes señaladas forma serie con otros más complejos, es mejor escribirlos todos con cifras: En la biblioteca hay 35 manuscritos, 135226 volúmenes impresos, 134 de ellos incunables.

En textos no técnicos es preferible escribir con letras los números no excesivamente complejos referidos a unidades de medida. En este caso no debe usarse el símbolo de la unidad, sino su nombre: Recorrimos a pie los últimos veinte kilómetros (no, *los últimos veinte km). Cuando se utiliza el símbolo, es obligatorio escribir el número en cifras.

Los números aproximados o los usados con intención expresiva también se escriben con letras:¡Te lo dije un millón de veces!

Los números que forman parte de locuciones o frases hechas: No hay duda: es el número uno. Éramos cuatro gatos locos.

Se escriben con cifras:

  • -los números que exigirían el empleo de cuatro o más palabras en su escritura con letras: En verano la población asciende a 33 423 habitantes (más claro y de comprensión más rápida que treinta y tres mil cuatrocientos veintitrés). En algunos documentos, por razones de seguridad, la expresión en cifras va acompañada por la expresión en palabras.

  • -los números formados por un aparte entera y una decimal. El índice de natalidad es de 1,5 niños por mujer. El sustantivo cuantificado por una expresión numérica decimal, incluso si esta designa cantidad inferior a la unidad: 0,5 millones de pesos (y no * 0,5 millón de pesos)

  • Los porcentajes superiores a diez: En las últimas elecciones votó el 84% de la población.. No debe dejarse espacio entre el número y el signo %. Hasta el diez suele alternar el empleo de cifras o palabras en la indicación de porcentajes: el 3% ( tres por ciento) de los encuestados dijo no estar de acuerdo con la medida. El símbolo % debe leerse siempre “por ciento”, no * “por cien”, salvo en el caso del 100%, que puede expresarse en letras de tres modos: cien por cien, ciento por ciento, cien por ciento. No debe usarse el signo % cuando el porcentaje se expresa con palabras: * el tres %. Tanto si se escribe con cifras como palabras, la expresión de los porcentajes debe quedar dentro de la misma línea:*3/%, tres/ por ciento, tres por/ciento.

  • Los números referidos a unidades de medida cuando van seguidos del símbolo correspondiente: Madrid dista 40km de Guadalajara; Mañana se alcanzarán los 35ºC. No se deben escribir en líneas diferentes la cifra: * 40/km,*35/Cº

  • Los números seguidos de la abreviatura del concepto que cuantifican: 5 cts. (‘cinco céntimos), 45 págs. (‘cuarenta y cinco páginas’), 2 vols. (dos volúmenes). No se deben escribir en líneas diferentes el número y la abreviatura:* 5/ cts.

  • Los números pospuestos al sustantivo al que se refieren (expresado o no mediante abreviatura), usados para identificar un elemento concreto dentro de una serie: página 3( o pág. 3), habitación 317 (o hab. 317), número 37 (o núm. 37)

Ortografía de los números escritos con cifra

Para escribir correctamente los números expresados en cifras, debe tenerse en cuenta:

  • Al escribir los números con más de cuatro cifras, se agruparán estas de tres en tres, empezando por la derecha, y separando los grupos por espacios en blanco: 8 327 456 .

  • Nunca se escriben con puntos, comas ni blancos de separación los números referidos a años, páginas, versos, números de las calles, códigos postales, apartados de correo, números de artículos legales, decretos o leyes: año 2009, página 3123, código postal 8504.

  • Para separar la parte entera de la decimal debe usarse la coma, según establece la normativa internacional: El valor es 3, 1416. No obstante, también se admite el uso anglosajón del punto, extendido en algunos países americanos: El valor es 3. 1416.

  • Las cantidades que tienen como base un sustantivo de significación numeral como millón, millardo, billón, trillón y cuatrillón, siempre que, al menos, las tres últimas cifras de su escritura en números sean ceros, podrán abreviarse mezclando el uso de cifras y letras en su escritura: 327 millones, 3, 6. billones, 2 cuatrillones. Son sustantivos, entre otras cosas, porque si se expresa el elemento que cuantifican, este debe ir precedido de la preposición DE: 327 millones DE habitantes. Este método abreviado no es válido para las cantidades en miles, ya que mil no es un sustantivo (la forma sustantiva es millar), sino que forma parte de adjetivos numerales compuestos de dos palabras, en cuya escritura no deben mezclarse cifras y letras; así, no debe escribirse: * 154 mil personas, * 12 mil millones, por la misma razón que no escribimos * 20 y siete ni *cincuenta y 4. Debe escribirse 154 000 personas, 12 000 millones ( o doce mil millones).

  • En la expresión abreviada de los numerales ordinales, se utilizan cifras seguidas de letras voladas. Como corresponde a las abreviaturas, se escribirá punto entre la cifra y la letra volada: 1.º(primero), 2.ª (segunda), 3. er (tercero).

Uso de los números romanos

Aunque en los textos antiguos se usaban letras minúsculas para representar los números romanos, hoy debe utilizarse solo letras con forma mayúscula. Cuando se refieran a sustantivos escritos en minúscula, se recomienda escribirlos en versalitas (letras de figura mayúscula, pero del mismo tamaño que las minúsculas): siglo v, páginas xix-xxii y en versales (letras mayúsculas de tamaño superior a las minúsculas), cuando vayan solo o se refieran a sustantivos escritos con inicial mayúscula: Alfonso X. Cuando los números romanos se usan con valor ordinal, no deben acompañarse con letras voladas: * tomo viº, * IIª Guerra Mundial.

En la actualidad , sólo se usan los números romanos, casi siempre con valor ordinal en los siguientes casos:

  • En monumentos y lápidas conmemorativas, para indicar los años: MCMXCIX (1999). Esta costumbre está cayendo en desuso y actualmente es más normal usar la numeración arábiga.

  • Para indicar los siglos. En este caso, no deben usarse números arábigos: *siglo 21

  • Para indicar las dinastías en ciertas culturas: los faraones de la xvi dinastía. Normalmente se escriben antepuestos al nombre. Pueden sustituirse por la abreviatura del numeral ordinal correspondiente 16ª dinastía.

  • En las series de papas, emperadores y reyes de igual nombre: Juan XXIII.

  • En la numeración de volúmenes, tomos, partes, libros, capítulos o cualquier otra división de la obra, así como la numeración de actos, cuadros o escenas de las piezas teatrales: tomo ii, capítulo iv. En muchos de estos casos, pueden sustituirse por las abreviaturas, antepuestas o pospuestas: tomo 3º o 3º tomo, capítulo 12º o 12 º capítulo, e incluso los números cardinales, aunque en este caso el número solo puede ir pospuesto al nombre: tomo 3, volumen 2, capítulo 7.

  • En la denominación de congresos, campeonatos, certámenes, festivales, etc.: II Congreso Internacional de la Lengua Española. Si el número resulta excesivamente complejo, se prefiere, en su lugar, el uso de abreviaturas de los numerales correspondientes: 78º Campeonato Mundial de Ajedrez.

  • Para numerar las páginas de secciones preliminares de una obra (prólogo, introducción) y así distinguirlas de las del cuerpo central.

  • Para representar el mes en la expresión abreviada de las fechas.

Citas de otros documentos en el cuerpo de la versión taquigráfica

En el transcurso de la versión taquigráfica son citadas partes de otros documentos, como la carátula de los expedientes de los proyectos de ley o partes del Reglamento Interno de la Legislatura, entre otros.

Los textos citados corresponden a lo que técnicamente se denomina citas textuales; sin embargo algunas de estas citas no tienen indicación que las identifique como tales, por ejemplo, comillas.

- Cita del extracto de la carátula de expedientes: En el texto final -producto de la traducción de la versión taquigáfica- se inserta el extracto completo de la carátula de los expedientes tratados. Estas citas textuales son transcriptas de manera idéntica a como aparecen en el documento previo, es decir, respetando las pautas del documento original. En consecuencia, no coincidirán las pautas de estilo contempladas en este manual con las de los textos citados.

Ejemplos

Expediente número 960/10 PROYECTO DE DECLARACION: De interés social, educativo, cultural y ambiental el VI Congreso Argentino de Presas y Aprovechamientos Hidroeléctricos “VI CAPYAH – Comahue 2010″, a desarrollarse desde el 3 al 6 de noviembre del presente año en la ciudad de

Neuquen. Autores: Beatriz MANSO; Fabián Gustavo GATTI; Martha Gladys RAMIDAN.

¿Por qué no se usan comillas para indicar la cita? Según el Reglamento Interno, el secretario legislativo tiene la obligación de “proceder a la lectura de lo que se ofrezca a la Cámara”13. La ausencia de comillas que distinguen la cita textual del texto continente se debe a que el texto completo de la carátula fue leído en el recinto.

- Cita del Reglamento Interno de la Legislatura:

Otro documento citado con asiduidad es el Reglamento Interno. En este caso la cita va indicada con comillas.

Se comienza con el tratamiento del artículo 119 del Reglamento Interno cuyo inciso 1 establece: “Treinta (30) minutos para rendir los homenjes propuestos”.

Fórmulas de tratamiento

El Reglamento Interno de la Legislatura prevé un capítulo destinado a las disposiciones generales sobre la sesión y la discusión. En este apartado se fijan de manera indirecta algunas pautas formales sobre el modo de dirigirse durante la sesión.

Artículo 128- Formalidades para el uso de la palabra: El orador, al hacer uso de la palabra se dirigirá siempre al presidente o a los legisladores en general, evitando en lo posible designarlos por sus nombres. ..

Artículo 129- Prohibiciones: Se prohíbe absolutamente la alusión personal irrespetuosa y la imputación de mala intención o de móvil legítimo hacia la Cámara sus miembros.

Durante la discusión en la Cámara se podrá observar que algunos legisladores, que adhieren a un empleo no sexista del lenguaje, variarán en el uso de las fórmulas de trato; por ejemplo, algunos se referirán a los cargos y puestos administrativos cuando estén ocupados por mujeres, mediante la mención de estos en femenino. La norma y, sobre todo, el uso admiten como correctos los términos: presidenta, jefa, concejala, jueza, médica, profesora, etc. Por lo tanto, la traducción taquigráfica respetará esta variación tanto como la no variación sexista porque hace a la identidad discursiva de su autor.

- Uso de mayúsculas en las fórmulas de tratamiento

En cuanto, al texto cuya plantilla estructura ordena las intervenciones en la Cámara tendrá como guía las siguientes indicaciones:

- El uso de las minúsculas en las fórmulas de tratamiento se extenderá a todo el texto traducido, comprendidos el discurso del legislador como al texto predeterminado.

- Siempre se escribe con minúscula el nombre del cargo acompañado por el nombre de la persona, es decir cuando funciona como fórmula de trato: presidente de la Cámara, secretario, jefe supremo de la Nación, presidente de la Nación, presidente de la Legislatura de Río Negro, intendente municipal, juez de Paz , ministro, secretario, director, legislador, diputado, senador , concejal, defensor del Pueblo, cura. cura párroco, pastor evangélico, párroco, obispo, sacerdote, reverendo, rabino, etc.

En los casos de rangos militares – general, teniente coronel, almirante, coronel, etc – sólo van con mayúscula cuando el título pertenece a un personaje reconocido históricamente: General San Martín

*Advertencia

Gobernador de la Provincia de Río Negro, Vicegobernador de la Provincia de Río Negro, Juez del Superior Tribunal de Justicia, Papa, Presidente de la Nación, Intendente Municipal: se recomienda distinguir cuándo son utilizados como fórmula de tratamiento y cuando hace referencia sólo al cargo institucional.

Cuando el cargo aparece con el nombre de la persona que lo detenta, se escribe con minúscula

- Los tratamientos (usted, señor, sor, reverendo, etc.) se escriben con minúscula. Excepto cuando por tradición funcionan asociados a un nombre propio: Fray Luis Beltrán, Don Zatti.

Abreviaturas

Como regla general no se abreviará ninguna palabra. Cuando aparezcan abreviaturas en tablas, cuadros o en otras figuras se recomienda colocar la palabra completa entre paréntesis.

- La palabra etcétera nunca se escribe abreviada.

- “Abreviamientos”: Además de las abreviaturas usuales existen acortamientos de palabras que, en general, funcionan en variedades del lenguaje informales. Estas reciben el nombre de abreviamientos. Ejemplos: taxi por taxímetro; subte por subterráneo; finde por fin de semana.

Conviene tener en cuenta que cuando el abreviamiento ha sustituido a la palabra completa en todos los contextos de uso – uso generalizado- se mantendrá en el texto como si fuese la palabra completa: taxi, subte. Cuando el uso del abreviamiento solo se da en algunos contextos comunicativos es útil destacarlo mediante cursiva.

- Siglas y acrónimos: Las siglas y acrónimos constituyen abreviaturas.(Ver apartado dedicado a este tema)

- La unidades de peso y medida no se abrevian.

Signos de puntuación

En nuestra lengua, el empleo de la puntuación responde a una cuestión de doble aspecto: por un lado, la normativa cuyo carácter es más objetivo y, por otro lado, a cuestiones de estilo, de índole menos objetiva, ya que dependen de la voluntad del sujeto que puntúa el texto.

Al ser un recurso de la lengua escrita, la puntuación de un texto oral constituye un tema interesante y a la vez problemático en la tarea del taquígrafo porque asignar los signos adecuadamente determina la interpretación del texto transcripto. Este texto resultante, a su vez, debe ofrecer con la mayor fidelidad posible el texto enunciado en forma oral además de estar al servicio de una comunicación efectiva.

Los signos de puntuación y la organización de la información en el texto

La puntuación es un sistema de signos gráficos específicos de la escritura cuya función es delimitar unidades de organización de la información del texto; su función es articular las diversas unidades textuales para su procesamiento durante la lectura.

Mediante la puntuación se jerarquiza la información lo que determinará el modo de interpretación del texto. Distintas puntuaciones conducen a interpretaciones divergentes y pueden dar lugar a textos diferentes (Figueras1999). Veamos un ejemplo:

SR. PRESIDENTE - Ha sido aprobado por unanimidad, en consecuencia el proyecto de comunicación ha sido sancionado; oportunamente se le dará el trámite correspondiente.

SR. PRESIDENTE – Ha sido aprobado por unanimidad, en consecuencia el proyecto de comunicación ha sido sancionado oportunamente; se le dará el trámite correspondiente.

Por razones procedimentales, llamaremos texto a la intervención del legislador cuando éste tome la palabra para desarrollar argumentativamente un tema.

Los enunciados correspondientes a la toma de turnos durante el desarrollo del debate parlamentario serán considerados como enunciados textuales que forman parte, como unidades comunicativas mínimas, de la deliberación en el recinto.

Funciones de los signos de puntuación

- El punto final indica la finalización del texto, sirve para aislar al texto como unidad comunicativa básica. Asimismo, este signo de puntuación también aislará el enunciado textual como unidad comunicativa mínima.

- El punto y aparte delimita los párrafos que conforman el texto. Su función consiste en separar aquellos enunciados que expresan un subtema del tema general dentro del texto. Demarca las divisiones del texto según criterios informativos, y también según el tipo de texto. Con el punto y aparte se señala la ruptura de la línea temática.

- El punto y seguido cierra unidades en el interior del párrafo. Funciona como marcador que indica al lector que debe relacionar e integrar en el subtema desarrollado en el párrafo la información obtenida al procesar cada oración. Así, el lector interpreta que existe continuidad temática de oración a oración.

Asimismo, también señala independencia sintáctica y completitud semántica ya que delimita las oraciones dentro del párrafo cuyo tema desarrollan.

- El punto y coma señala que la información proporcionada en los distintos segmentos delimitados están estrechamente asociados o son interdependientes desde el punto de vista informativo. Con el punto y coma, el lector interpretará que el estado de cosas descripto por el segundo segmento pertenece al mismo estado de cosas descripto por el anterior.

- La coma es un signo de puntuación que acota unidades mínimas – sintagmas14

Uso de la coma

 

 

- Vocativo. No se indicará con coma el vocativo correspondiente al texto marco que sirve para indicar el turno al comienzo de la locución. Ejemplo: Sr. Peralta – Señor presidente: Este 8 de marzo… En el resto de los casos, se aíslan entre comas los sustantivos que funcionan como vocativos, esto es, que sirven para llamar o nombrar al interlocutor.

Ejemplo. SR. SORIA – Quiero dar lectura a una nota, nada más, señor presidente.

-Enumeraciones. Se usa coma cuando la conjunción ni aparece más de dos veces, sino no es necesario. Ejemplo: Ni el Ministerio de Economía, ni Hacienda, ni algún otro ministerio.

Cuando la enumeración es completa o exhaustiva y el último elemento va introducido por y, e, o, u, ni no se escribe coma delante de la conjunción. Ejemplos:

Ávila, Bianchi, Muñoz, Núñez y Girardi.

Esto no sucede ni en Europa ni en Estados Unidos.

Si la enumeración es incompleta, no se escribe conjunción alguna ante el último elemento. La enumeración puede cerrarse con un etc., con puntos suspensivos o punto.

Ejemplos: Se habla mucho de la importancia que pueda tener Chile para el desarrollo de instituciones civiles, universidades, hospitales, etc.

Estuvieron de acuerdo el Bloque X, el partido X, los bloques restantes.

- Explicación – Especificación. Las comas explicativas encierran incisos explicativos y suelen equivaler a los paréntesis y a las rayas. El fragmento explicativo puede ser una palabra o frase que desarrolla lo ya dicho, a veces son redundantes y tienen el fin de que el texto quede más claro.

Cómo distinguir las frases explicativas y las especificativas. Se diferencian por el sentido y la ortografía. Las explicativas añaden una cualidad a lo ya señalado o lo repiten con otras palabras; las especificativas restringen lo indicado anteriormente. Las explicativas pueden eliminarse y la frase continúa teniendo sentido; si las especificativas se suprimen, el enunciado pierde sentido o claridad.

Los períodos explicativos dentro de un enunciado se enmarcan ortográficamente con comas.

En el siguiente ejemplo, los fragmentos subrayados y entrecomillados corresponden a secuencias explicativas.

- En consideración el pedido de preferencia con despacho solicitado por el bloque del Partido Justicialista para dos proyectos de ley, el 154/09, que autoriza la expropiación en Villa Regina, y el 210/08, que se refiere al Régimen Especial para ex-combatientes de Malvinas.

La aposición también es una secuencia explicativa:

…cuando se hace el censo nacional, la ciudad había trepado a 43 mil habitantes, con una tasa de crecimiento del 68 por ciento, en ese momento en nuestro parque industrial funcionaba la Textiles LAHUSEN, la fabrica INCA de tomates, la tomatera, como la conocíamos nosotros a esa empresa, el frigorífico PAITAS, la empresa POLARSA y FRIDEVI que sigue funcionando felizmente hasta el día de hoy…

El ejemplo que consideramos a continuación combina los dos tipos de secuencia. El primero de ellos – que regula el ejercicio de la función notarial– es especificativo y por lo tanto no va entre comas, en cambio la introducción del segundo - más conocida como la función de los escribanos públicos- amerita la coma porque es explicativo.

SR. CIDES – Señor presidente: El 19 de abril de 2007, esta Legislatura sancionó le ley número 4193 que regula el ejercicio de la función notarial, más conocida como la función de los escribanos públicos.

El uso de la coma distingue dos tipos de subordinadas adjetivas o relativas (ver anexo): las especificativas y las explicativas.

Ejemplo:

SRA. ODARDA – (…) Por eso hoy voy a leer un cuento cortito, un cuento que escribió mi mamá, que es escritora, lo escribimos hace un año y elegí esta oportunidad para leerlo. El cuento se llama: “Un amigo se fue de viaje”.

La primera proposición un cuento que escribió mi mamá especifica que el cuento no es uno cualquiera sino uno que escribió la madre; la siguiente proposición que es escritora califica a la madre y a su vez explica por qué lo escribió.

Cambios de sentido por el uso de la coma

Veamos algunos ejemplos que dan cuenta de la importancia de las comas en los sentidos que puede tener un enunciado:

Ha actuado como se esperaba. (Sentido oracional: actuó de la manera en que se esperaba)

Ha actuado, como se esperaba. (Sentido oracional: se esperaba que actuara)

Mientras planteaba sus inquietudes, los demás. (Sentido de mientras: conjunción)

Mientras, planteaba sus inquietudes. (Sentido de mientras: adverbio de tiempo)

Así, el proyecto fue despachado. (Sentido de así: entonces, por consiguiente)

Así el proyecto fue despachado. (Sentido de así: de esa manera)

Algunos errores en el uso de la coma

El Diccionario panhispánico de dudas señala explícitamente que no se escribe coma: a) Entre el sujeto y el verbo de una oración, aunque el sujeto esté compuesto de varios elementos separados por comas:

Mis padres, mis tíos, mis abuelos, me felicitaron ayer.(incorrecta)

Mis padres, mis tíos, mis abuelos me felicitaron ayer.

b) Detrás de “pero” cuando precede a una oración interrogativa o exclamativa:

Pero , ¿qué sucedió con el proyecto?

Pero ¿qué sucedió con el proyecto?

Pero , ¡qué falta de sensibilidad con la ciudadanía!

Pero ¡qué falta de sensibilidad con la ciudadanía!

Últimas precisiones

a) Se debe distinguir el “para” de finalidad puro de aquel que introduce un comentario con valor explicativo. Mientras el primero va sin coma, el segundo sí lleva coma. Ejemplos:

Podría resultar muy beneficioso para las Regiones. (finalidad pura)

Podría ser un mecanismo mucho más coordinado, para que las Regiones compitan. (valor explicativo)

El proyecto se encuentra en condiciones de ser aprobado en general, para después ser mejorado durante la discusión particular. (valor explicativo)

b) Se debe poner atención a la frase “en el sentido”. Cuando especifica lo planteado por alguien, va sin coma. Cuando añade una explicación, la antecede una coma.

Y también acojo el planteamiento del Honorable señor Núñez en el sentido de que el Senado haga su aporte para mejorar la ficha CAS.

Coincido con los planteamientos del Senador señor Larraín en el sentido de que la iniciativa se halla en condiciones de ser aprobada en general, para después ser mejorada por la vía de las indicaciones.

Hay una evidente falencia en la normativa que rige a Televisión Nacional de Chile, en el sentido de que es uno de los pocos entes públicos que no se hallan obligados a dar cuenta a nadie del cumplimiento de la misión que se les exige legalmente.

c) Cuando “porque” introduce oraciones causales puras, no se coloca coma. En cambio, cuando introduce oraciones que agregan un comentario sí se coloca coma.

Ejemplos:

-Voté que no porque consideraba inadecuada la proposición.(causal pura)

-Se nota que existe preocupación en la ciudadanía, porque de otra manera no se entienden dichas manifestaciones. (agrega comentario, causal deductiva)

Uso del punto

 

 

- No debe usarse punto en la escritura de las siglas.

- El punto se escribirá detrás de las comillas, los paréntesis y las rayas de cierre. Ejemplo: Dijo: “Vos y yo hemos terminado”. Tras estas palabras se marchó, dando un portazo. (Creo que estaba muy enfadada). En la calle la esperaba Emilio- un buen amigo-.Este, al verla llegar, sonrió.

Tampoco se pone punto después de los signos de interrogación y de exclamación. Sólo debe escribirse punto si tras los signos de interrogación hay paréntesis o comillas de cierre. Ejemplos: Se puso a gritar como un loco (¡Vaya genio que tiene el amigo!). Me preguntó muy serio:”¿De veras puedo contar contigo?”.

-Si el punto de una abreviatura coincide con el punto de cierre del enunciado, sólo debe escribirse un punto, nunca dos. Ejemplo: A la boda fueron todos los parientes: tíos, primos, sobrinos, etc. Fueron en total ciento veinte.

- Nunca se escribe punto después de puntos suspensivos cuando cierran enunciado Ejemplo: Le gusta todo tipo de cine: histórico, de aventuras… Es un cinéfilo empedernido.

- No se escribe punto tras los títulos, subtítulos cuando aparecen aislados y son el único texto del renglón.

Uso de comillas

 

 

La Real Academia distingue tres tipos de comillas en español:

  • comillas angulares, llamadas latinas o españolas (« »)

  • comillas inglesas (“ ”)

  • comillas simples (‘ ’)

El uso que prescribe la Academia es el siguiente

«Antonio me dijo: “Vaya ‘cacharro’ que se ha comprado Julián”».

 

 

Comillas inglesas Comillas simples

Comillas latinas o españolas

Sin embargo, el procesador de texto distingue sólo dos tipos -las inglesas (“”) y las simples (´´), por lo que adaptaremos las pautas del uso de las comillas.

Se recomienda utilizar las comillas inglesas en primera instancia, reservando las simples para las situaciones donde deba entrecomillarse un texto ya entrecomillado.

Las comillas se escriben pegadas a la primera y última palabra del período que enmarcan, y separadas por un espacio de las palabras o signos que las preceden o las siguen; pero si lo que sigue a las comillas de cierre es un signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos.

- Apodos: Ejemplo “Bachi” Chironi

- Citas o frases textuales: “…Quienes conducen el ministerio están obligados…”

Por ejemplo, la cita del fragmento de la ley que se va a modificar.

Ejemplo: SR. SECRETARIO (Medina) – Tiene modificaciones el artículo 2º, presentado por la legisladora Inés Lazzarini.

Artículo 2º.- La inhabilidad establecida en el artículo 1º abarca a todos los funcionarios y agentes públicos del estado provincial, cuya actividad o ejercicio implique una relación directa o indirecta con Niños, Niñas y Adolescentes. Comprende también al personal de Instituciones Privadas que para funcionar dependen de una autorización, licencia o habilitación del Poder Público Provincial.”

Después hay interpretaciones de por qué Agente Público, y estas se adjuntan al expediente.

- Se escriben entre comillas las palabras textuales citadas en un enunciado

- Para indicar que una palabra es impropia o vulgar, procede de otra lengua o se utiliza irónicamente o con un sentido especial. Cuando se trate de palabras extranjeras si adaptar al español, por lo común, no se ponen entrecomillados sino en cursiva.

Esa noche, el Batallón 601 del Servicio de Inteligencia del Ejército y la Policía de la provincia de Buenos Aires, dirigidos por el entonces general Ramón Camps, secuestró a los estudiantes, que estaban “marcados” y que luego fueron violados, torturados y desaparecidos en lo que será conocido como “La noche de los lápices”.

- Cuando se comenta un término desde el punto de vista lingüístico, este se escribe entrecomillado. Otra posibilidad es ponerlo en cursiva.

- Se usan comillas para citar el título o nombre de un artículo o cualquier parte dependiente de una publicación, lema. En cambio, los títulos de libros van en cursiva.

Ejemplo: Corresponde tratar el expediente número 397/09, proyecto de declaración: De interés científico, cultural, educativo y social el V Congreso de Antropología Forense bajo el lema “Hacia la uniformización de la investigación antropológica forense en América Latina”, a realizarse durante los días 26 al 28 de octubre de 2009 en la sede de la Asociación Médica Argentina (AMA), Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Autora: Martha Gladys RAMIDAN y Otros.

Combinación de las comillas con otros signos

- Los signos de puntuación correspondientes al período en el que va inserto el texto entre colmillas se colocan siempre después de las comillas de cierre:

No lo haré”; pero al final nos ayudó.

¿De verdad ha dicho hasta nunca”?

- El texto que va dentro de las comillas tiene una puntuación independiente y lleva sus propios signos ortográficos. Por eso, si el enunciado entrecomillado es interrogativo o exclamativo, los signos de interrogación y exclamación se escriben dentro de las comillas.

De esta regla debe excluirse el punto, que se escribirá detrás de las comillas de cierre cuando el texto entre comillas ocupe la parte final de un enunciado o de un texto.

Se comienza con el tratamiento del inciso 3 del artículo 119 del Reglamento Interno que establece: “Una (1) hora para la consideración de proyectos de resolución, declaración y comunicación que tuvieren el trámite reglamentario”.

- Cuando lo que va entrecomillado constituye el final de un enunciado o de un texto, debe colocarse punto detrás de las comillas de cierre, incluso si delante de las comillas va un signo de cierre de interrogación o de exclamación, o puntos suspensivos:

No está el horno para bollos”. Con estas palabras zanjó la discusión.

¿Dónde te crees que vas?”. Esa pregunta la detuvo en seco.

Si pudiera decirle lo que pienso realmente….”. A Pedro no le resultaba fácil hablar con sinceridad.

Signos de interrogación y exclamación

 

 

Los signos de apertura – característicos del español – y de cierre de la interrogación (¿?) y de la exclamación (¡!) deben colocarse obligatoriamente al comienzo y al final del enunciado.

- Se escriben pegados a la primera y última palabra del período que enmarcan, y separados por un espacio de las palabras que los preceden o los siguen; pero si lo que sigue al signo de cierre es otro signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos:

Ejemplo:

Señor presidente: En realidad me preguntaba ¿cuáles son las condiciones más gravosas que tenemos en nuestra provincia con respecto al normal desarrollo del derecho de las niñas, niños y adolescentes?,¿cómo es el seguimiento en nuestra provincia de la vigencia o no de estos derechos que proclamamos?

- Tras los signos de interrogación y exclamación puede colocarse cualquier otro signo, excepto el punto

¡No lo he conseguido! Otra vez será.

-Los signos de apertura de interrogación y exclamación se colocan justo donde empieza la pregunta o la exclamación, aunque no se corresponda con el inicio del enunciado; en este caso, la interrogación o la exclamación se inician con minúscula.

Si no se sabe su opinión, ¿qué vamos a discutir?

Señor presidente, ¡cuándo vamos a elegir a los miembros?

La votación ha sido favorable, ¡qué importante es!

- Los vocativos y las construcciones u oraciones dependientes, cuando ocupan el primer lugar del enunciado, se escriben fuera de la pregunta o de la exclamación; pero si van al final se consideran incluidos en ella.

Ejemplo:

-Señor legislador, ¿qué hacían ustedes cuando esto pasaba en el país?

-¿Qué hacían ustedes cuando esto pasaba en el país, señor legislador?

Otro ejemplo:

- Para que lo piensen, ¿eso es lo que realmente está expresado en la norma?

- ¿Eso es lo que realmente está expresado en la norma, para que lo piensen?

- Las preguntas y las exclamaciones se separarán por coma o por punto y coma, y, cuando corresponda, sólo se iniciará con mayúscula la primera de ellas:

Ejemplo

… y llegó al Senado en el 2001, y ¿qué decía en esos momentos?, le molestaban las asambleas populares… ¿Por qué le molestaban las asambleas populares?, porque en definitiva era la manifestación del pueblo…

- Cuando se escriben seguidas varias preguntas o exclamaciones breves, se pueden considerar como oraciones independientes, o bien como partes de un único enunciado. En primer caso, cada interrogación o exclamación se iniciará con mayúscula:

Ejemplo

¿Quién era? ¿De dónde salió? ¿Te dijo qué quería?

¡Cállate! ¡No quiero volver a verte! ¡Andate!

En el segundo caso, las diversas preguntas o exclamaciones se separarán por coma o por punto y coma, y solo se iniciará con mayúscula la primera de ellas:

Ejemplo

Me abordó en la calle y me preguntó: ¿Cómo te llamas?, ¿en qué trabajas?, ¿cuándo volviste?

¡Qué enojado estaba!; ¡cómo se puso!, ¡ qué susto nos dio!

 

Cuando la exclamación está compuesta por elementos breves que se duplican o triplican, los signos de exclamación encierran todos los elementos: ¡Ja, ja,ja!

 

Usos especiales

  1. Los signos de cierre escritos entre paréntesis se utilizan para expresar duda (los de interrogación) o sorpresa ( los de exclamación), no exentas, en la mayoría de los casos , de ironía: Tendría gracia (?) que hubiera perdido las llaves; Ha terminado los estudios con treinta años u está tan orgulloso(!).
  2. Cuando el sentido de una oración es interrogativo y exclamativo a la vez, pueden combinarse ambos signos, abriendo con el de exclamación y cerrando con el de interrogación, o viceversa: ¡Cómo te has atrevido? /¿Cómo te has atrevido!; o, preferiblemente, abriendo y cerrando con los dos signos a la vez: ¿¡Qué estas diciendo?! ¡¿Qué estás diciendo?!.
  3. En obras literarias es posible escribir dos o tres signos de exclamación para indicar mayor énfasis en la entonación exclamativa: ¡¡¡Traidor!!!
  4. Es frecuente el uso de los signos de interrogación en la indicación de fechas dudosas, especialmente en obras de carácter enciclopédico. Se recomienda colocar ambos signos, el de apertura y el de cierre: Hernández, Gregorio (¿1576?- 1598), aunque también es posible escribir únicamente el de cierre: Hernández, Gregorio (1576?- 1598).
Siglas y acrónimos
  • La sigla está formado por la letra inicial de cada palara, en cambio el acrónimo que se obtiene con las primeras sílabas o con algunas de ellas.

  • Toda la sigla se escribe con mayúsculas y el acrónimo sólo con mayúscula inicial.

Tipos de siglas

a) Hay siglas que se leen tal como se escriben: ONU, OTAN, láser, ovni. Muchas de estas siglas se incorporan como sustantivos al léxico. Cuando una sigla está compuesta sólo por vocales, cada una de ellas se pronuncia de manera independiente y conserva su acento fonético: OEA –Organización de Estados Americanos- se pronuncia /ó-é-á/.

b) Hay siglas cuya forma impronunciable obliga a leerlas con deletreo: FBI /éfe-bé-í/, DDT /dé-dé-té/, integrando así las vocales necesarias para su pronunciación. A veces, a partir de estas siglas se crean nuevas palabras. Por ejemplo: elepé de la sigla inglesa LP – long play, ‘larga duración’.

c) Hay siglas que se leen combinando ambos métodos: CD- ROM /se –de-rrón/ de Compac Disc Read Only Memory ‘disco compacto de sólo lectura’. También en este caso pueden generarse palabras.

Formación del plural de las siglas

Aunque en la forma oral tienden a tomar marca de plural. Ejemplo oenejés – organizaciones no gubernamentales-, son invariables en la escritura., por ello, conviene cuando se alude a varios referentes es recomendable introducir la sigla con determinantes que indiquen la pluralidad. Ejemplo algunas/varias/numerosas Ong.

Género

Las siglas adoptan el género de la palabra que constituye el núcleo de la expresión abreviada, que normalmente ocupa el primer lugar en la denominación: el FMI, por el “Fondo” Monetario Internacional, la OEA, por la “Organización” de Estados Americanos, la UNESCO, por la United Nations Educational, Scientific and Cultural “Oraganization”.

Las siglas constituyen una excepción a la regla que obliga a utilizar la forma el del artículo cuando la palabra femenina que sigue comienza por la /a/ tónica; así, se dice la AFA – y no, *el AFA- por la Asociación de Futbolistas Agremiados, ya que la palabra Asociación no comienza por la /a/ tónica.

Ortografía

a) Las siglas se escriben sin puntos ni blancos de separación. Sólo se escribe punto tras las letras que componen las siglas cuando van integradas en textos escritos enteramente en mayúsculas. Ejemplo MEMORIA ANUAL DE LA A.F.A.

b) Las siglas presentan normalmente en mayúscula todas las letras que las componen – DNI, ISO, AFA- y, en este caso, no llevan tilde; así CIA (Central Intelligence Agency) se escribe sin tilde, a pesar de pronunciarse.

Las siglas que se pronuncian como se escriben – los acrónimos- se escriben solo con la inicial mayúscula si se trata de nombres propios y tienen más de cuatro letras: Unicef, UNESCO o con todas sus letras en minúscula cuando son nombres comunes: sida, ovni. Los acrónimos que se escriben en minúscula siguen las reglas de acentuación gráfica. Ejemplo. láser.

c) Si los dígrafos ch y ll forman parte de una sigla, va en mayúscula el primer carácter y en minúscula el segundo. Ejemplo PCCh sigla del Partido Comunista Chino.

d) Se escriben en cursiva las siglas que corresponden a una denominación que debe aparecer en este tipo de letra cuando se escribe completa; esto ocurre, por ejemplo, con las siglas de títulos de obras o de publicaciones periódicas: DHLE, sigla de Diccionario histórico de la lengua española.

e) Las siglas escritas en mayúsculas nunca deben dividirse con guión de final de línea (separar en sílabas).

Castellanización de las siglas

Siempre que sea posible , las siglas se castellaizarán: OTAN, y no NATO, ONU, y no UNO. Sólo en casos de difusión general de la sigla extranjera y dificulatad para castellanizarla, o cuando se trate de nombres comerciales, se mantendrá la forma original: Unesco, por United Nations Educational, Scientific and Cultural Organizatio; CD- ROM, sigla de Compac Disc – Read Only Memory.; IBM, sigla de International Business Machines. Tampoco deben hispanizarse las siglas de realidades que se circunscriben a un país extranjero: IRA – Irish Republic Army.

La primera vez que se escribe una sigla en un texto , y salvo que sea de difusión tan generalizada que se sepa fácilmente interpretable por la inmensa mayoría de los lectores, es conveniente poner a continuación y entre paréntesis, el nombre completo al que reemplaza y, si es una sigla extranjera, su traducción o equivalencia: DEA (Drug Enforcement Administration, departamento estadounidense de lucha contra las drogas); o bien, escribir primero la traducción o equivalencia, poniendo después la siglaentre paréntesis: la Unión Nacional Africana de Zimbabwe (ZANU).

Lectura

Las siglas se leen sin reestablecer la expresión a la que reemplazan, siguiendo el procedimiento que requiera su forma: lectura silábica, deletreo o lectura mixta.

Las siglas suelen omitir para su formación los artículos, las preposiciones y las conjunciones que aparecen en la denominación completa, salvo cuando se desea facilitar su pronunciación, convirtiéndolas en acrónimos.

Ejemplo

El pasado 1º de septiembre se cumplió el 33º aniversario de la creación de la empresa de Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado, INVAP, fue creada a través de un convenio entre la Comisión Nacional de Energía Atómica

Acrónimo: término formado por la unión de sílabas de dos o más palabras. Ejemplo: Mercosur, de Mercado Común del Sur

También se llama acrónimo a la sigla que se pronuncia como una palabra. Ejemplo: OTAN, ovni, sida. Es muy frecuente que estos últimos, tras una primera fase en que aparecen escritos con mayúsculas por su condición originaria de siglas – OVNI, SIDA- luego se incorporan al léxico y se escriben con letras minúsculas – ovni, sida-, salvo, naturalmente, la inicial cuando se trata de nombres que exigen la escritura de esta letra con mayúscula – Unesco, Unicef-. Los acrónimos suelen omitir para su formación los artículos, las preposiciones y las conjunciones que aparecen en la denominación completa, salvo si son necesarios para facilitar su pronunciación: pymes (pequeña y mediana empresa)

La formación de siglas y acrónimos es muy usual en los países anglosajones, especialmente en el ámbito científico – técnico. Y se han incorporado a nuestro idioma. Ejemplos:

Radar< radio detecting and ranging

Láser < light amplification by stimulated emisión of radiation

En otros casos los acrónimos extranjeros han sido adaptados o traducidos al español. Ejemplos: OTAN, sida

Los acrónimos incorporados a nuestra lengua adoptan el género masculino, aún cuando en su idioma original la palabra núcleo sea femenina. Ej. Un púlsar, a pesar de que estrella (ingl. star) es femenino; a veces el masculino se explica por sobrentenderse un concepto masculino elidido: el (rayo) láser, a pesar de que luz –palabra núcleo en la sigla inglesa- tiene género femenino. Por el contrario, los acrónimos que se originan a partir de siglas adoptan normalmente el género de las palabra núcleo de la denominación completa: el sida porque síndrome es palabra masculina.

En la formación del número siguen las pautas generales. Ejs: ovni>ovnis, radar> radares

Sólo los acrónimos incorporados al léxico general se escriben con minúscula, admiten ser separados en sílabas y siguen las pautas de acentuación del español.

Formación de plurales

En español hay dos marcas para formar el plural de los sustantivos y adjetivos: -s y –es. También existe, aunque no es normal, la posibilidad de que permanezcan invariables. La elección de estas opciones debe ajustarse a las siguientes reglas:

a- Sustantivos y adjetivos terminados en vocal átona o en –e tónica. Forman el plural con –s: casas, estudiantes, taxis, planos, tribus, comités. Son vulgares los plurales terminados en –ses, como * cafeses en lugar de cafés, o *pieses en lugar de pies.

b- Sustantivos y adjetivos terminados en –a o en –o tónicas. Durante un tiempo vacilaron entre el plural en –s y el plural en –es; pero en la actualidad forman el plural únicamente con –s: papás, sofás, burós, rococós, dominós. Excepción a esta regla, no en función sustantiva, que forma el plural en noes, yo que admite dos plurales yos y yoes. Es vulgar el pural terminado en –es, ejemplo, *sofases

c- Sustantivos y adjetivos terminados en –i o en –u tónicas. Admiten generalmente dos formas de plural, una con –es y otra con –s, aunque en la lengua culta suele preferirse la primera: bisturíes o bisturís, carmesíes o carmesís, tisúes o tisús, tabúes o tabús. En los gentilicios, aunque no se consideran incorrectos los plurales en –s, se utilizan casi exclusivamente en la lengua culta los plurales en –es: israelíes, hindúes, bantúes.Por otra parte, hay voces, generalmente procedentes de otras lenguas o las que pertenecen a registros coloquiales o populares, que sólo forman el plural con –s: popurrís, champús, menús, tutús, vermús. El plural del adverbio sís, cuando funciona como sustantivo, es síes, a diferencia de lo que ocurre con la nota musical si, cuyo plural es sís.

d- Sustantivos y adjetivos terminados en –y precedida de vocal. Forman tradicionalmente su plural con –es: rey > reyes, buey> bueyes, ay> ayes, convoy > convoyes. Sin embargo, los sustantivos y adjetivos con esta misma configuración que se han incorporado recientemente – en su mayoría provenientes de otras lenguas- hacen el plural en –s. En este caso la y del singular mantiene en plural su carácter vocálico gay > gais, espray > espráis, jersey > jerséis.

e- Voces extranjeras terminadas en –y precedida de consonante. Añaden –s. Deben adaptarse gráficamente al español sustituyendo la –y por –i: dandi (del ingl. dandy) > dandis, ferri (del ingl. ferry) > ferris. No son admisibles *dandys, *ferrys.

f- Sustantivos y adjetivos terminados en –s o en –x. Si son monosílabos o polisílabos agudos, forman el plural añadiendo –es: tos > toses, compás > compases, vals > valses, francés > franceses. También permanecen invariables los polisílabos agudos cuando se trata de voces compuestas cuyo segundo elemento es ya un plural: ciempiés > ciempiés, buscapiés > buscapiés.

g- Sustantivos y adjetivos terminados en –l, -r, -n, -d, -z, – j. Si no van precedidas de otra consonante, forman el plural con –es: dócil > dóciles, césped > céspedes, caliz> cálices, reloj > relojes, color > colores, pan > panes. Los extranjerismos que terminen en estas consonantes deben seguir esta misma regla: píxel > píxeles, máster > másteres, pin > pines, interfaz> interfaces. Sin embargo, las palabras esdrújulas permanecen invariables: cáterin > los cáterin, trávelin > los travelin, polisíndeton > los polisíndeton.

h- Sustantivos y adjetivos terminados en consonantes distintas de –l, -r, -n, – d, -z, -j, -s, -x, -ch. Se trate de onomatopeyas o de extranjerismos, hacen el plural en –s: crac > cracs, zigzag > zigzags, esnob> esnobs, chip > chips, mamut > mamuts, comic > comics. Son excepciones club > clubes, imam > imames, álbum > álbumes.

i- Sustantivos y adjetivos terminados en –ch. Proceden de otras lenguas. Se mantienen invariables en plural o hacen el plural en –es. Ejemplo. Sándwich> sándwiches.

j. Sustantivos y adjetivos terminados en grupo consonántico. Procedentes todos ellos de otras lenguas, forman el plural con –s – salvo los terminados en ya en –s- que siguen la regla general. Ejemplo gong > gongs, iceberg > icebegs, récord > récords. Excepciones: compost, test, trust, kibutz que permanecen invariables en plural.

k- Latinismos. Aunque tradicionalmente se venía recomendando mantener invariables en plural ciertos latinismos terminados en consonante, muchos de ellos se han acomodado ya, en el uso mayoritario, a las reglas de formación del plural que rigen para el resto de las palabras. Así, como norma general, los latinismos hacen plural en –s, en –es o quedan invariables dependiendo de sus características formales, al igual que ocurre con los préstamos de otras lenguas: ratio > ratios, plus >pluses, lapsus >lapsus, déficit > déficits, hábitat > hábitats, vademécum > vadedécums, memorando > memorandos, currículo > currículos. No debe usarse en español los plurales latinos en –a propios de los sustantivos neutros, tales como currícula.

La locuciones latinas, a diferencia de los latinismos simples, permanecen invariables en plural: los statu quo, los currículo vitae, los mea culpa.

l- Plural de las notas musicales. Aunque a menudo se usan invariables, su plural se forma añadiendo –s, salvo el caso de sol, que forma el plural añadiendo –es: dos, res, mis, fas, soles, las, sis.

ll. Plural de siglas: Aunque en la lengua oral tienden a tomar marca de plural ([oenejés] = ‘organizaciones no gubernamentales’), son invariables en la escritura: las ONG; por ello, cuando se quiere aludir a varios referentes es recomendable introducir la sigla con determinantes que indiquen pluralidad: Representantes de algunas

/varias/ numerosas ONG se reunieron en Viedma. Debe evitarse el uso, copiado del inglés, de realizar el plural de las siglas añadiendo al final una s minúscula, precedida o no de apóstrofo: CD’s, ONG’s.

Bibliografía

Alberch Fugueras, Ramón Los archivos, entre la memoria histórica y la sociedad del conocimiento Ed. UOC Barcelona 2003

Balsas, Héctor Informe sobre el uso de mayúsculas

http://www.mec.gub.uy/academiadeletras/Boletines/01/Balsas.htm

Bisonte, María Elena y Dumm, Zelma El discurso parlamentario: ¿diálogo en la torre de Babel? En Marafioti, Roberto Parlamentos Buenos Aires Biblos 2007

Gallardo Pauls, Beatriz La norma escrita como referencia Curso 2008 – 2009)

http://ocw.uv.es/artes-y-humanidades/analisis-linguistico

Marafioti, Roberto Discurso parlamentario: entre la política y la argumentacióN Buenos Aires Biblos 2007

Navarro Hidalgo, Antonio La actividad del lingüista como corrector de estilo En Actas de Jornadas de Lengua Española: las profesiones del filólogo Universitat de Valencia 16 al 18 de noviembre de 2004

Núñez Hidalgo, Javier El Diccionario Panhispánico de Dudas y su aplicación en la redacción del diario de sesiones En Actas del II Congreso internacional de Taquigrafía parlamentaria y judicial Buenos Aires 2006

Real Academia Española Diccionario de la lengua española

Diccionario panhispánico de dudas

http://www.rae.es/rae.html

Reynoso, Marcela y otros Oralidad y escritura. Su intersección en algunas producciones locales En Ciencia, Docencia y Tecnología Nº29, Año XV, noviembre de 2004

Reglamento Interno de la Legislatura de Río Negro

Zátteras, Daniel Versión taquigráfica vs. Traducción literal En Actas del II Congreso internacional de Taquigrafía parlamentaria y judicial Buenos Aires 2006

1 “…La teoría política, la sociología y el derecho, entre otras disciplinas, han reflexionado sobre otras funciones que cumplen los recintos legislativos. Una de ellas es el control de las acciones de gobierno. Otra, la de ser el espacio en donde se gestan y se promocionan los futuros líderes políticos (…) Otra función (…) es el equilibrio entre los partidos de la mayoría y la minoría (Marafioti : 3)

2 “…En el debate parlamentario se asiste a una escenificación discursiva (…) estrictamente pautada y que no permite que sus miembros expresen su voluntad con absoluta libertad. Aquí, como en otros ámbitos sociales e institucionales, no se puede decir lo que se quiera y cómo se quiera (…) la teatralización cumple una doble función, contradictoria y necesaria, de reunión de las distintas expresiones políticas y al mismo tiempo de ostentación del deterioro de las pautas más globales de consenso (Marafioti: 4)

3 La lengua en uso presenta variaciones de carácter social a través de las cuales es posible reconocer, entre otras, la procedencia geográfica y las características sociales, educacionales y etarias del que habla.

4 En una la ponencia “Versión taquigráfica vs. versión literal”, el taquígrafo argentino Daniel Zátteras expone un problema crucial para la tarea: “…Como en todos los órdenes (…) en el área del registro de la palabra hubo, en la segunda mitad del siglo pasado, una profunda transformación. Se hizo posible la grabación (…) A partir de esta innovación tecnológica, se logró la posibilidad de confrontar de inmediato una versión taquigráfica con el discurso original . Con esto pasaron a ser cruciales la naturaleza y los alcances de las modificaciones que el taquígrafo introduce en los dichos originales del orador. ¿Cuál es la naturaleza de las modificaciones que introducíamos los entonces jóvenes taquígrafos? Eran cambios dictados por una especie de vago conocimiento de lo que era el bien decir, pero sin fundamento lingüístico firme. Era lo que instintivamente, digamos, podía retocar un egresado de la escuela secundaria. Estaba enmarcado por el principio, también impreciso, de “respetar el estilo” del orador , pero prácticamente no tenía límites, porque abarcaba el léxico (evitar las reiteraciones y cambiar por otra palabra repetida y también sustituir las palabras que se consideraban impropias o incorrectas), la sintaxis (poner un orden determinado en la construcción) y la puntuación (…) A lo mejor, alguien podría haber demostrado que ciertas palabras que colocábamos para reemplazar las repeticiones(…) que ese orador no las usaba nunca o quizá ni las conocía (…) En forma quizá no consciente, el orador tenía el registro de un determinado vocabulario, que le era propio, y notaba que se le había filtrado un elemento no habitual. Hoy, quizá, ese mismo orador recurriría a una grabación (…) y se pondría a pensar por qué le pusieron esa palabra forastera…” II Congreso internacional de Taquigrafía parlamentaria y judicial Bs. As. 2006.

5

6 Alberch Fugueras, Ramón Los archivos, entre la memoria histórica y la sociedad del conocimiento Ed. UOC Barcelona 2003 pág. 86.

7 Ventajas del soporte papel: fácil consulta porque se puede acceder a la información que contienen sin necesidad de usar un aparato de lectura; dificultad de modificar su contenido, lo que le confiere un elevado valor jurídico-legal; reproducción muy sencilla; tradicionalmente ha sido un soporte de conservación centenaria. Sus desventajas son: hay que agrupar los documentos en forma de dossier o expedientes; imposibilidad de tratar y recuperar la información con rapidez; reducción creciente de su durabilidad a causa de la escasa calidad de las materias primas y de los medios técnicos de impresión; profusión de diferentes medidas, lo cual dificulta la normalización de las cajas para su archivo.

8 “El debate parlamentario es una manifestación discursiva que surge a partir del reconocimiento de una temática que debe resolverse con la sanción de una norma jurídica y a partir del reconocimiento de puntos de vista divergentes. Se parte de un estado de “suspensión del asentimiento” frente a un tema (…) que lleva a poner en palabras las diferencias de puntos de vista …” Si bien, en general, el resultado de la votación ya está decidida por el número de votos que se cuenta de antemano, la exposición discursiva sirve para que cada bloque partidario o cada legislador exponga y argumente su opinión o refute las razones de las otras posiciones políticas (Marafioti )

9 La repetición puede estar al servicio de funciones puramente discursivas como la organización del discurso; en otros casos, sirve para dar énfasis, reforzar algún tema, etc. También puede estar motivada por las condiciones de la enunciación como cuando ponen en evidencia el estado emocional del hablante.

10 La sintaxis conversacional es diferente de la sintaxis escrita porque está supeditada a las funciones semánticas e informativas. En el uso hablado, el modelo oracional de la escritura es condicionado por “las circunstancias enunciativas: las personas del verbo, los deícticos, la temporalidad, e incluso la sintaxis interrogativa, imperativa y afirmativa son una consecuencia directa de la enunciación (…) Los hablantes dejan en sus discursos huellas de la ausencia de planificación que lo caracteriza, sin que esto suponga la realización de enunciados agramaticales, incorrectos, erróneos e incluso inaceptables (Gallardo Pauls, Beatriz La norma escrita como referencia Curso 2008 – 2009)

11 La lengua estándar resulta del proceso de normalización de una lengua que tiene que ver con factores sociohistóricos como creación de escritura, nacionalismos e identidad cultural y étnica. El resultado es la selección y fijación de una norma de uso de la lengua que es fomentada por gramáticas, diccionarios y la enseñanza, entre otros.

12 Este texto que inicia la apertura de la sesión es parte de la plantilla del documento que tiene la estructura predeterminada donde se vuelca la versión taquigráfica.

13 Capítulo V artc. 41 inc b -Reglamento Interno de la Legislatura de Río Negro

14 Sintagma: palabra o conjunto de palabras que realiza una función sintáctica (sujeto, predicado, complemento, etc) dentro de la oración o dentro de un sintagma mayor.